Colina Filopapo

Colina Filopapo

La Colina Filopapo, también conocida como la Colina de las Musas, se alza al suroeste de la Acrópolis ofreciendo a los turistas uno de los puntos más concurridos para contemplar Atenas a vista de pájaro.

En la cima de la Colina Filopapo se sitúa el monumento funerario construido en honor a Julio Antíoco Filopapo, último príncipe del reino de Comagene fallecido el año 116 d.C.

Las vistas de una postal

El camino hasta la cima de la Colina de Filopapo es bastante cómodo de recorrer, ya que discurre a través de senderos que se abren paso entre la vegetación. La sombra que proporcionan los árboles de la pequeña montaña es algo que se agradece, sobre todo durante los calurosos días estivales.

Las vistas desde la Colina de Filopapo son totalmente diferentes de las que ofrece la Colina de Licabeto, que presenta la ciudad desde mayor distancia debido a su altura superior. Aunque las vistas desde Licabeto son más espectaculares, Filopapo es ideal para fotografiar la Acrópolis.