Jardín Nacional de Atenas

Jardín Nacional de Atenas

Los Jardines Nacionales de Atenas, situados junto al Parlamento y la Plaza Sintagma, componen un verde oasis situado en el centro de la ciudad.

Con una superficie de más de 160.000 metros cuadrados, los Jardines Nacionales de Atenas acogen más de 500 tipos diferentes de plantas y árboles procedentes de todo el mundo.

Los Jardines Reales

Los jardines fueron creados en 1839 por orden de la reina Amalia, pero no se verían abiertos al público hasta 1923, cuando fueron rebautizados como Jardines Nacionales.

El diseñador de los jardines, Friedrich Schimdt, viajó por todo el mundo en busca de las plantas más exóticas y especiales, aunque también las fuerzas navales griegas recibieron el encargo de recoger diferentes especies de plantas procedentes de todo el mundo.

Zonas interesantes

Además de la belleza propia del parque, que posee una impresionante cantidad de especies vegetales, merece la pena visitar algunas zonas como el pequeño estanque en el que habitan numerosas aves acuáticas, un jardín botánico, los restos de algunos monumentos de la antigüedad, e incluso un pequeño zoológico en el que se pueden ver algunas cabras y gallinas.

Si viajáis con niños, los Jardines Nacionales deberían ser una visita obligatoria pero, aunque no sea así, los jardines son muy recomendables.

Horario

Desde el amanecer hasta la puesta de sol.

Transporte

Metro: Syntagma, líneas 2 y 3.